sábado, 15 de agosto de 2015

Y colorín colarado... este cuento se ha acabado



He pintado de nuevo las paredes
de color de amor a mí misma,
y he vaciado cajones y alacenas
para hacerle hueco a mi alma.

Príncipe! ya no quiero ser princesa!
no quiero zapatos de cristal,
quiero ser libélula, viento y mar;
te diste cuenta? pues ya está!


No hay comentarios: